MENU

Persona de edad mayor siendo ayudada

Día Mundial del Bastón Blanco: El símbolo de identificación e independencia para la población ciega y con baja

  • Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un tercio de la población mundial tiene discapacidad visual, para quienes el uso del bastón blanco es indispensable dado que garantiza su movilidad
  • El 15 de octubre se celebra el Día Mundial del Bastón Blanco para sensibilizar a la sociedad respecto de las personas con alteraciones visuales, dado que el bastón se ha convertido en un símbolo de integración e identificación para esta población
  • Aprenda a identificar y a dirigirse a las personas ciegas o con baja visión para darles visibilidad y mayor integración en la sociedad.

Bogotá, Colombia, octubre 2020 – ¿Conoce la conmemoración del bastón blanco? ¿alguna vez ha pensado sobre su importancia? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un tercio de la población mundial tiene discapacidad visual, lo que limita funciones básicas como desplazarse, por lo que, justamente, el uso del bastón blanco posibilita la movilidad de esta población y, al mismo tiempo, brinda autonomía e independencia. Además, se ha consolidado como un símbolo de inclusión, razón por la cual el 15 de octubre se celebra el Día Mundial del Bastón Blanco.

Su historia se remonta al siglo XX, específicamente a 1921, cuando el artista James Biggs, un inglés con discapacidad visual decidió pintar de blanco su bastón para que lo distinguieran en la calle, de hecho, se cree que fue el creador de este elemento esencial para las personas con discapacidad visual. No obstante, en otro lado del mundo, específicamente en Argentina, otros atribuyen la invención al político José Mario Fallotico pero nunca logró patentar su invento, de hecho la patente se realizó en Estados Unidos en 1931, cuando comenzó a expandirse por el mundo el uso bastón blanco.

Y es que este es un avance tecnológico con características específicas que lo hacen funcional. “El bastón blanco es símbolo de identidad, protección y movilidad para las personas ciegas o con baja visión, cuyas características de diseño y técnica de manejo facilitan el rastreo y detección oportuna de obstáculos que se encuentran en el suelo. Genera seguridad porque las personas que pueden ver siempre identifican primero el espacio en el que están a través de su mirada, y las personas ciegas también lo hacen, pero a través de su bastón”, asegura Carolina Ángel, Educadora Especial e Instructora de Orientación y Movilidad en el Centro de Rehabilitación para Adultos Ciegos (CRAC).

Características del bastón blanco:

Debe ser liviano para no generar dolor articular, por lo general están hechos de aluminio o fibra de carbono, que son materiales ligeros pero resistentes.
Su mango es en goma y ergonómico para facilitar su maniobrabilidad.
En la parte inferior tiene una punta metálica rodante que, al entrar en contacto con el suelo emite una serie de vibraciones que le permite a la persona identificar la superficie.
El tamaño debe llegar a la altura del esternón o busto desde el piso, por lo que su medida varía según la estatura de la persona.
Puede ser rígido o plegable.
Existe el bastón rojo y blanco como el símbolo que identifica a las personas con sordo-ceguera, y el bastón verde para las personas con baja visión.
Ahora bien, ¿sabe usted cómo identificar a una persona ciega o con baja visión? Esto es indispensable para para darles visibilidad y mayor integración en la sociedad.

En primer lugar debe estar muy atento a su entorno y a los detalles. Por ejemplo, cuando una persona ciega o con baja visión se está desplazando con su bastón, la puntera de su bastón contra el piso emite un sonido de golpe repetitivo, además, al ingresar a un establecimiento, primero se asoma la punta del bastón anunciando que viene una persona con alteración visual.

Paso seguido, recuerde que puede acercarse para ofrecer su apoyo. A continuación, algunas recomendaciones para dirigirse a esta población de manera adecuada:

Cuando se encuentre con una persona con bastón blanco acérquese, toque su hombro de manera sutil, salude y pregunte si necesita ayuda.
Si le dice que sí, permita que lo tome del brazo, codo u hombro y siempre describa todo a detalle y de indicaciones. Recuerde que ahora usted es los ojos de esa persona.
Camine ligeramente por delante, sin tirar de la persona o empujarla y utilice términos orientativos como izquierda, derecha, adelante, atrás. Evite palabras como “acá” o “allá”.
Infome todo, no se aparte sin avisar.
Si la persona está acompañada por un perro guía, evite acariciarlo ya que él está atento y concentrado haciendo su trabajo.
Recuerde ceder el turno a estas personas en el transporte público o entidades bancarias y, si comparte un espacio físico con alguien con discapacidad visual, como la casa o el trabajo, evite dejar obstáculos como cosas tiradas en el piso o cajones abiertos

“El bastón blanco es el instrumento de orientación y movilidad más usado en el mundo y su día mundial nace como un llamado a la sensibilización con la población ciega o baja visión, para quienes el proceso de adaptación a la discapacidad, y entre ellos, aprender a movilizarse, es de los procesos más difíciles. No obstante, el bastón representa y les posibilita ser independientes y autosuficientes, por ello, no seamos una barrera más, al contrario, si vemos a una persona con bastón ofrezcamos nuestra ayuda”, asegura Gladys Lopera, Directora General del CRAC.


Acerca del Centro de Rehabilitación para Adultos Ciegos (CRAC)

Es una fundación privada sin ánimo de lucro, con 59 años de experiencia en rehabilitación integral de personas con discapacidad visual. Se encuentra habilitada como IPS por la Secretaría de Salud de Bogotá, ciudad donde se ubican sus dos sedes principales y a través de alianzas con importantes entidades públicas y privadas de salud, educación, gobierno, asociaciones de personas con discapacidad visual y ONG´s a nivel regional, presta servicios de rehabilitación funcional a personas ciegas en gran parte del territorio nacional: Barranquilla, Baranoa, Soledad, Popayán, Totoró, Caldono, Santander de Quilichao, Bucaramanga, Girón, Floridablanca, Granada, Villavicencio, Valledupar, Manaure, San Diego, Medellín, Itagüí, Envigado, Cali, Palmira, Yumbo, Dorada, La Victoria, Puerto Salgar, Cúcuta, Pamplona, Los Patios, Santa Marta, Ciénaga, Montería, Lorica, Sahagún, Pasto y San Lorenzo.

Presta el servicio de Rehabilitación Básica Funcional a niños niñas y jóvenes en condición de discapacidad visual que se encuentran incluidos en la educación formal, para facilitar su inclusión educativa a través del manejo independiente de las áreas tiflológicas (braille, ábaco y movilidad) con el objetivo de lograr una interacción eficiente y efectiva en el aula escolar. Este programa, de la mano con el Ministerio de Educación Nacional, también asesora a los padres e instituciones educativas en el apoyo al proceso de inclusión de los niños.

El CRAC Se ha destacado a nivel nacional e internacional como pionera en rehabilitación de personas ciegas y con baja visión, gracias a un modelo de rehabilitación integral validado con representantes de Chile, Uruguay y Cuba ante la Unión Latinoamericana de Ciegos ULAC, que se basa en el concepto de “Triada”. En dicha estrategia de trabajo la persona con discapacidad visual, su familia y la institución, participan de manera activa y dinámica en la construcción del logro de la independencia y autonomía del usuario, para facilitar su inclusión social.

De igual forma, se encuentra a la vanguardia en cuanto a la evaluación, diagnóstico y tratamiento de la baja visión en Colombia gracias a un programa de altísima calidad que no sólo presta los servicios de Estimulación Visual y Entrenamiento Visual (prescripción y entrenamiento de ayudas ópticas), sino que adapta el modelo de rehabilitación CRAC y sus 5 componentes fundamentales a las necesidades de la persona con baja visión, con el fin de facilitarle las herramientas y técnicas que le permitan un desempeño autónomo en las áreas más importantes de su cotidianidad, Cognitivo – Manual y Entrenamiento Sensoperceptiva.

Desde su creación ha rehabilitado a más de 12 mil personas y ha participado activamente en la formulación de propuestas legislativas en pro de las personas con discapacidad visual y a través de foros, congresos y conversatorios, ha promovido programas y servicios para facilitar su participación familiar, social, comunitaria y productiva. Además, a través de su Centro de Salud Visual ha organizado y desarrollado programas y acciones, encaminados a la prevención de las enfermedades de la visión, su tratamiento y rehabilitación.
Contacto de prensa:

Yuli Andrea Robles Gordillo
Yuli.robles@bcw-global.com
BCW | Burson Cohn & Wolfe
M. (+57) 3106197237

Felipe Alemán C.
Felipe.aleman@bcw-global.com
BCW | Burson Cohn & Wolfe
M. (+57) 3176397910